Skip to content Skip to footer

Wabi, el club imperfecto perfectamente pensado

Está a punto de inaugurar un nuevo espacio de encuentro en Mendoza. Preparate para vivir experiencias sensoriales impactantes.

Somos una mezcla de sensaciones» dice la descripción de Instagram de Wabi Fun Club. Eso nos despertó intriga y fuimos en búsqueda de saber qué es lo que se viene a partir del 11 de febrero, día en que abre sus puertas este nuevo espacio.

Al transitar por Acceso Sur y J.J. Paso seguramente viste un edificio impresionante de color magenta en la vereda Este, con mucho metal y una oxidación controlada. Allí es donde abrirá este nuevo espacio integral donde el arte, la música, la gastronomía y la coctelería deluxe crearán una experiencia única.

«Wabi es una reflexión construida desde un nuevo modo de entender la arquitectura del encuentro con el otro. Un ámbito inclusivo para todo tipo de experiencias. Un espacio para la celebración de estar vivos».

Diego Baigorria y su grupo desarrollador sintieron la necesidad de generar este lugar «acorde a la diversión a futuro»; ellos fueron más allá y propusieron una obra arquitectónica que sostuviera y complementara «la belleza de lo imperfecto».

«Es una idea sólida que nos permite jugar un montón, este significado del pensamiento oriental Wabi-Sabi está reflejado en cada milímetro del lugar, de hecho, hasta la base se hizo toda imperfecta pero perfectamente pensada».

Wabi Fun Club viene a traernos diversión a partir de las experiencias y, según precisaron, es más «un centro cultural de diversión» que un boliche. Por eso es que en su interior y exterior todo hace alusión a un museo de arte moderno.

La espectacularidad de este sitio es que hay mucho arte creado especialmente por artistas plásticas y escenógrafos; ellos siguieron la idea rectora de que en la imperfección está lo bello y dejaron libre su imaginación. «Hay cosas flasheras como una escultura de 8 metros de alto en medio de la pista de verano o un elefante rompiendo una pared en el baño de las mujeres».

Diego resalta que hoy, todo lo que impacta, atrae porque las personas tienen una gran apertura a las sensaciones, «hay una gran fusión de arte dentro de la diversión, la gente va en búsqueda de lo realmente impactante y movilizante».

Wabi, un edificio imperfecto creado en la perfección

Sin dudarlo, Baigorria confiesa que la arquitectura del espacio fue «un desafío tremendo funcional y perceptual» y que pudo estar en cada detalle de los planos y concreción junto a los arquitectos María Becerra y César Morales.

«Debía tener un carácter renovador, distintivo y ser flexible para adaptarse a los constantes cambios en el modo de uso según la época del año, las propuestas escénicas, etc. pero quedó una monstruosidad. Es de total impacto».

Y eso se nota ya que el edificio está flotando sobre un espejo de agua que genera una reflexión especular y que, cuando pasas por al lado, parecería que la construcción va hasta abajo. O en las estructuras metálicas reticuladas revestidas con mallas, sobre las que se proyectará un sistema de iluminación que transformará el edificio en las noches.

«Todo el tiempo Wabi produce sensaciones», comparten y precisan que el club es muy tecnológico y que a través de las nuevas tendencias, como la realidad aumentada, se generará curiosidad y asombro en los asistentes.

¿Y en el interior dónde vemos la imperfección perfecta?

Todas las columnas son perfectamente redondas y están picadas en una parte puntual; esa imperfección está resaltada con luces. Las paredes nunca están a 90°, el edificio está torcido por una cuestión visual, no tiene una perfecta escuadra en ningún lado.

Además, el interiorismo fue pensado en colores, siempre siguiendo la paleta de la marca que lleva magenta, cian y amarillo. Así es que se pintó el frente, las barras y las cajas de las escaleras de esos colores, respectivamente.

Conviven texturas y acabados diferentes, regidos por una trama geométrica de hexágonos que ordena todo el lugar. La nave del Wabi se creó con un diseño y una distribución de espacios y de las dos pistas que, desde donde estés parado, ves todo. «Podés estar en las terrazas o abajo que no te vas a perder nada y escucharás la misma música de fiesta en todos lados».

Los baños también son atrapantes, con solo decir que uno de mujeres tiene 250 mts cuadrados y posee un living adentro para sentarse. Sí, lo sabemos, todo lo que te contamos debes verlo con tus propios ojos porque es impactante.

La propuesta también incluye un restaurante de cocina fusión mediterránea, tipo bistró, con mesas y livings para sentarte. Además de una coctelería de lujo a cargo de la bartender Melanie Arias, quien elaborará sus cócteles de autoría con impronta oriental y los clásicos de siempre pero con una vueltita de más.

El club que inaugura en cuestión de días, garantiza seguridad, contención y diversión por lo que en el edificio hay sistemas de evacuación y antisísmicos de última generación. Solo basta que abra sus puertas y que vayas a disfrutar de la propuesta que la romperá toda.

Wabi Fun Club. Apertura: viernes 11 y sábado 12 de febrero. Dirección: Acceso Sur y Juan José Paso. Instagram: @wabifunclub  Web: wabi.ar

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Wabi, el club imperfecto perfectamente pensado - Inmendoza

INSTITUCIONAL

NEWSLETTER

inmendoza

INmendoza.com te propone “Entrar para Salir” y vivir nuevas experiencias. Arte y cultura, gastronomía, costumbres, placeres, salidas, con una mirada fresca, sutil, intrépida e irreverente. Encontrá todas las novedades de restaurantes y bares, relatos de escapadas, artistas emergentes, proyectos sorprendentes y propuestas recomendadas para disfrutar Mendoza.

Políticas de privacidad de datos.

inblanco