Skip to content Skip to footer

Sumergido: Los resultados del vino estibado en el dique Potrerillos

El emprendimiento surgió de la bodega Foster Lorca. En un encuentro especial se compararon dos vinos de la misma línea y añada, uno estibado bajo el agua y otro en tierra. ¿Querés saber cuáles fueron las diferencias?

El enólogo Mauricio Lorca, presentó una especial degustación en su bodega. La experiencia consistió en comparar dos vinos de la misma línea y añada- Gran Petit Verdot 2017-, pero con diferente estiba: una bajo el agua y la otra tradicional en la cava.

La bodega decidió innovar la forma de guarda de los vinos mendocinos, por lo cual una parte embotellada y con corchos lacrados, fueron sumergidos en una zona del embalse Potrerillos. El resto de las botellas se conservó en la bodega al estilo tradicional.

El objetivo de esta modalidad fue experimentar el efecto de la presión del agua y la temperatura sobre la evolución del vino, obteniendo resultados inimaginables en cuanto al sabor y los aromas expresados por el varietal. Los vinos fueron sumergidos durante doce meses a una profundidad de 17 metros en el dique y retirados a una profundidad de 12 a 14 metros, dada la alteración del nivel del agua.

Es importante tener en cuenta que las condiciones de la temperatura, presión y oxígeno bajo el agua son constantes, por lo cual la maduración del vino se acelera.

Como resultado de esta degustación, se pudo observar que el vino subacuático o sumergido mantiene la frescura de la juventud, tiene un sabor más suave y redondeado. Mientras que el vino estibado en la bodega, en forma tradicional, mantiene un sabor agradable, pero le falta que crezca un poco más.

¿Cómo sumergir las botellas?

La forma de colocar las botellas en el dique fue modificándose para evitar pérdidas, por esta razón se trabajó con un grupo especial de buzos expertos, quienes marcaron el punto exacto para dejarlas. Por un lado, quedaron botellas sueltas, aseguradas por boyas para luego poder rescatarlas y otras en jaulas pequeñas y cerradas.

Todo este procedimiento fue enmarcado dentro de un proceso de trazabilidad para poder seguir el crecimiento y maduración de este producto especial.

El objetivo de la bodega es crear una nueva forma de ecoturismo en la cual una persona podrá bucear y buscar su propia botella para degustarla. Este sería en definitiva un valor agregado importante y sumamente innovador.

Crianza subacuática del vino: ¿Por qué lo hacen las bodegas? / Titulares de Vinos y Bodegas – Titulares.ar

Otras bodegas submarinas

Si bien la experiencia de Foster Lorca no es única, es original para Mendoza. El origen de esta forma de estiba de vinos subacuáticos surge de las botellas encontradas en viejos barcos hundidos, que fueron identificadas en distintas partes del mundo. El caso más reciente es el ocurrido en 2010, cuando se hallaron restos de un naufragio en el archipiélago Äland, allí se encontraron 47 botellas de Veuve Cliquot 1840, un champagne que sorprendió a más de uno por su conservación.

Existen estas bodegas submarinas también en España, California, Italia y Francia, entre otros lugares. Además, algunas de estas empresas utilizan tinajas en lugar de las botellas tradicionales.

Nota: Gentileza Viviana García Sotelo

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Sumergido: Los resultados del vino estibado en el dique Potrerillos - Inmendoza

INSTITUCIONAL

NEWSLETTER

inmendoza

INmendoza.com te propone “Entrar para Salir” y vivir nuevas experiencias. Arte y cultura, gastronomía, costumbres, placeres, salidas, con una mirada fresca, sutil, intrépida e irreverente. Encontrá todas las novedades de restaurantes y bares, relatos de escapadas, artistas emergentes, proyectos sorprendentes y propuestas recomendadas para disfrutar Mendoza.

Políticas de privacidad de datos.

inblanco