Skip to content Skip to footer

Skywalking: de paseo por las cornisas

Adrenalina pura para hacer la foto más arriesgada. Desafiar los límites de la gravedad y finalmente capturar tomas que son obras de arte. Skywalking es el nuevo deporte de riesgo que se inició en Rusia y recorre el mundo.

Nadie sabe bien qué pasó por la mente de los jóvenes rusos que decidieron escalar rascacielos y caminar hacia los puntos más extremos para sacarse una foto. Lo cierto es que el skywalking  cobró vida como “deporte” de riesgo y se propaga por la web de la mano de excelentes fotos.

 

Skywalking
Las fotografías muestran la arquitectura de los edificios desde perspectivas nunca vistas.

 

En ellas se repiten los elementos: un joven loco acapara el primer plano volando sobre las principales ciudades del mundo. A veces son autorretratos –no al modo de selfie, ya que hay distancia y un despliegue importante para el segundo plano-, y a veces interviene un partenaire que captura la imagen.

 

Skywalking
Vadim Makhorov y Vitaliy Raskalov, los dos rusos más conocidos por sus excepcionales fotografías desde las cornisas.

 

El skywalking lo iniciaron algunos jóvenes rusos aficionados a la fotografía. Se trata de personas que suben a los edificios más altos de su ciudad, sin ningún tipo de protección ni permisos, y escalan hasta el extremo más cercano al precipicio. Desde allí se toman fotografías espectaculares con la ciudad de fondo y bajan antes de ser atrapados por la policía. Luego difunden las tomas por la web.

 

Skywalking
Un click volando por las catedrales de las grandes ciudades del mundo.

 

La adrenalínica aventura tiene sus riesgos, de hecho ya han ocurrido varios accidentes de graves consecuencias para los practicantes. Si bien los principales cultores del skywalking son los adolescentes rusos, la práctica ha trascendido las fronteras de ese país y algunos han decidido dar un tour por el mundo, buscando realizar fotografías impactantes y diferentes tomas en altura, desde los edificios y monumentos de las principales ciudades del planeta.

 

Skywalking
El concepto del skywalking adquiere adeptos en todo el mundo, las tomas circulan por la web.

 

Skywalking
Caminar por vigas o tablones en dudoso equilibrio es parte de la aventura.

 

Caminar por la cornisa de un edificio, cruzar por un tablón, varilla o viga de uno a otro, colgarse de la punta de un rascacielos, son sólo algunos ejemplos de las cosas que hacen estos fotógrafos intrépidos, buscando la apreciación de sus imágenes. Ejemplo de ellos son Vadim Makhorov y Vitaliy Raskalov.

 

Skywalking
Vadim Makhorov y Vitaliy Raskalov en los rascacielos de Dubai.

 

La foto debe darte la vuelta al estómago con sólo mirarla. Por extraño que parezca, los aficionados a esta práctica disfrutan muchísimo de la experiencia.

Uno de los skywalkers más famosos del mundo es Marat Dupri, un chico ruso de 19 años que se ha jugado la vida centenares de veces por conseguir una fotografía espectacular. Empezó haciéndose fotos en la terraza de su casa, y descubrió que las perspectivas en altura eran un punto interesante. Su afición fue creciendo de forma proporcional al tamaño de los edificios que escalaba.

 

Skywalking
Las estructuras sirven a los skywalkers para escalar y buscar la mejor panorámica.

 

Skywalking
Parte de la adrenalínica experiencia es subir a los edificios en forma ilegal.

 

Dupri no tardó en coronar un edificio de 33 plantas y 120 metros de altura, una experiencia definitiva para engancharse sin remedio al skywalking… y para que surgieran adeptos a esta nueva disciplina de alto riesgo. Uno de sus amigos se subió a un monumento de 215 metros de altura y existen fotos tomadas desde lo alto de Capital City, un centro de negocios en Moscú que cuenta con dos rascacielos.

 

Skywalking
Alexandre Remnev fotografiado por Makhorov-Raskalov.

 

Skywalkning
Impresionante perspectiva de la Sagrada Familia.

 

Dejando de lado la espectacularidad y la belleza de las fotografías, aparte del peligro que entraña el skywalking, las instantáneas se toman después de acceder a edificios de forma ilegal (otro factor también adrenalínico).

Skywalking
Llevar el riego a los extremos por la necesidad de sentir adrenalina en todo el cuerpo.

 

Skywalking
Ellas también se animan al skywlaking con minifaldas.

 

El propio Dupri admite que es una locura y que, debido a la adrenalina que descarga en el momento de máximo riesgo, sufre fuertes dolores de cabeza durante los días posteriores. Pero, como sucede en deportes tan peligrosos como la escalada, crea adicción.

 

Vadim Makhorov skywalking above Cologne, Germany
El rostro de Vadim Makhorov tomado por su amigo Vitaliy Raskalov, en Alemania.

 

Si los americanos tienen el planking (fotografías con el cuerpo en posición horizontal), los rusos, que están un poco más locos, presumen de skywalking. En el segundo caso, el resultado es mucho más espectacular, como se puede comprobar en el photoblog de Vadim Makhorov, otro famoso skywalker. En Youtube también hay decenas de ejemplos en los que se puede apreciar lo impactante de esta experiencia. No apto para todos los públicos, desde luego.

 

Skywalking

 

 

 

 

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Skywalking: de paseo por las cornisas - Inmendoza

INSTITUCIONAL

NEWSLETTER

inmendoza

INmendoza.com te propone “Entrar para Salir” y vivir nuevas experiencias. Arte y cultura, gastronomía, costumbres, placeres, salidas, con una mirada fresca, sutil, intrépida e irreverente. Encontrá todas las novedades de restaurantes y bares, relatos de escapadas, artistas emergentes, proyectos sorprendentes y propuestas recomendadas para disfrutar Mendoza.

Políticas de privacidad de datos.

inblanco