Skip to content Skip to footer

Sasha Nazar: «Siempre salgo a comerme el mundo»

Apenas aterrizado del Cosquín Rock de Uruguay y a pocos días de haber lanzado su segundo EP, el artista nos regaló una conversación exquisita sobre su faceta solista, el éxito de Gauchito Club y los proyectos que se vienen.

Sasha Nazar es un artista multifacético que encontró en la música su canal de expresión. Es un referente indiscutido del pop mendocino; su rol como vocalista en Gauchito Club y el reciente lanzamiento de su EP solista «Plantas de Marte», nos alentaron para entrevistarlo en exclusiva. Y lo hicimos, entre risas, mates y admiración.

Desde chico, Sasha notó que tenía el don de ver el mundo a través del arte y como él mismo dijo, decidió ser músico a partir de sentirse artista; no es menor el hecho de que lo percibió en su infancia y que hoy, con 31 años, esté en la cresta de la ola. 

Junto a Gauchito Club está pronto a emprender la primera gira por España, una experiencia que lo llena de orgullo, emoción, nervios y alegría porque será su primera vez allí, un sueño cumplido junto a amigos. A esto se le suma su mini álbum «estratosférico» solista, con IA y reggae, que vaticina un futuro increíble.

Sasha Nazar íntimo: su vida y los primeros pasos en la música

El ídolo y referente de Sasha, tanto en la vida como en el mundo artístico, es el director de cine de animación japonés Hayao Miyazaki, «los valores que transmiten sus producciones me marcaron». Nazar es un apasionado de la cinematografía y como buen artista que disfruta de todos los campos del arte, considera que la filmografía abraza a todas las demás disciplinas creativas. «Me gustaría hacerlo algún día».

Pero su real y primera inspiración fueron sus padres, músicos también, quienes lo introdujeron de lleno a la cultura del rock nacional, «me acuerdo de escuchar a Fito Paez cuando era chico, fue una de las primeras imágenes de músico que tengo en la mente y eso ha marcado mi forma de cantar», revela. 

En 2007, con solo 12 años, fundó con sus primos la banda Cien Peces Piensan; comenzaron con covers y terminaron componiendo canciones propias. Al tiempo, sus amigos lo invitan a sumarse a Usted Señalemelo y aceptó. «Usted fue una gran escuela para mí, me hizo conocer la industria y cómo hay que manejarse en los grandes escenarios», comparte quien ingresó como bajista temporal y que finalmente terminó girando con ellos durante tres años.

En paralelo y por su gran talento, su hermano Gabriel lo convoca para unirse a Gauchito Club, la actual banda festivalera que hoy es escuchada en diferentes países y que está por lanzar su tercer disco.

Como su amor por la música y las composiciones es tan fuerte, necesitó más canales para expresarlo y es así que lanzó su carrera como solista, la cual crece constantemente a la par de todo los demás proyectos. Sus canciones brillan, contagian ritmos y sacan sonrisas; primero sucedió con el EP «Instagram» (2018) y ahora con «Plantas de Marte».

Un mini disco de otro planeta: Sasha Nazar entre la AI y las partituras

Una convocatoria de fomento del INAMU (Instituto Nacional de la Música), a principios del 2023, le sirvió a Sasha de empuje para concretar su EP más «visceral» y para descubrir un camino maravilloso con talentos, ritmos y forma de hacer música que lo sorprendieron y lo llenaron de aprendizajes.

Para crear «Plantas de Marte», comenzó contactando a Juampi Di Cesare para que sea su productor; el trabajo fue a la distancia, por videollamada y el cantante confiesa: «Yo veía que no íbamos a terminar más y al final, resultó ser un discazo». De hecho lo grabaron en cinco días, con instrumentos y voces en simultáneo, en el reconocido estudio de grabación mendocino Lufs Records.

Además de la producción, Di Cesare se encargó de los arreglos, «armó las partituras para cada instrumento, a la vieja escuela, llevó las canciones al reggae y me explotó la cabeza. Yo no sabía leerlas así que tuve que estudiar», contó el músico que cuando escuchó por primera vez el EP terminado quedó sorprendido por lo bien que sonaba. 

«Mi búsqueda no es llegar al mainstream, mi proyecto es que mis canciones suenen como algo vivo. De hecho lo presenté en público para que no quedaran sólo en internet y fue una noche hermosa. Me permití hacer algo nuevo, tocar y también contar el proceso que hicimos con este disco que suena elegante».

La inteligencia artificial (IA) juega un rol fundamental en «Plantas de Marte» y no porque la hayan utilizado en el sonido sino en la creación de ese hombre de la tapa que coquetea con ser Sasha, rodeado de plantas y flores en otro planeta. «Soy yo en un universo paralelo. Fue muy interesante el proceso y verme en 600 posibilidades diferentes fue un flash. Gran laburo de Martín Sánchez que lo hizo posible».

 

Este EP fue sorprendiendo a cada paso al artista porque logró algo maravilloso: sus cuatro canciones sonando en un ritmo diferente al original por lo que tomaron un vuelo diferente; trabajó y conoció a diferentes colegas y se permitió dejarse fluir. «Sostuve esa filosofía de dejar que la vida me proponga y yo estar despierto para decir que sí, aprovechar las oportunidades y no cerrarme a algo». 

Los planes de Sasha Nazar

Después del lanzamiento de «Plantas de Marte» y previo a la gira con Gauchito, el compositor, cantante y productor musical no ha dejado de escribir ni de hacer grabaciones en su celular, las cuales tomarán forma de canción. Coquetea con la idea de sacar la segunda parte de este EP, un Vol II y así convertirlo en un LP: «Hay canciones que han quedado afuera y otras nuevas pero antes, tengo ganas de salir a tocar, de armar un show performático con todos los músicos del disco».

 

¿Cómo ves al Sasha del primer EP y al que presentó ahora en vivo su música?

El del primero es un artista que aún no sabe cómo hacerlo ni cómo comunicarse pero que a la vez lo saca todo de adentro, se larga con todo a pesar de tener un montón de miedos. Y lo veo solísimo. En cambio, el Sasha del segundo tiene una mirada más madura, entiende cómo hacer las cosas, está atento a todo, es un aprendiz que busca gente para compartir la música.

Sos músico de banda y también solista, ¿cómo haces para llevar ambas facetas sin que se pisen?

Siempre lo laburé como si fuera una cadena de prioridades; todos los Gauchitos cuidamos el proyecto madre que es el que enriquece al otro, al individual. Nunca descuido a ninguno porque yo me dedico a la música en todos sus espectros. Son mundos paralelos que se combinan, una cosa me permite descansar de la otra, funciona así. Podría decir que la banda es disfrute, comunicación, amistad y complejidades mientras que ser solista es todo más visceral, es una ventana a mi interior.

Gauchito Club, de Mendoza al mundo

Sasha Nazar supo construir su propio personaje para Gauchito Club. Desarrolló una forma de cantar y una personalidad que si bien es él, a la vez no: «Me pongo visera y lentes y salgo a comerme el mundo. Está buenísimo y me re contra divierte porque solo sucede ahí».

Así saldrá a los escenarios españoles, a mediados de mayo: «Me parece una flasheada porque vamos gracias a la música. Llevaremos un poco de casa en forma de canciones a todos los argentinos y mendocinos que seguro van».  

Lo cierto es que la filosofía del grupo es «llevar a Mendoza a todas partes», componen temas con la «mendocinidad al palo» y lo probaremos con los tracks de su tercer álbum que lanzarán en junio y que en octubre presentarán oficialmente, en vivo, en un estadio considerado el templo del rock argentino. 

«El disco está tremendo, muy cuyano, muy mendocino, lo hicimos sabiendo que somos de exportación. Estamos con una mirada de armar bases importantes para que la música de Gauchito sea por un tiempo mucho más largo, para que la banda entre en el inconsciente colectivo del rock nacional, esa es la mirada: ser una banda de grandes festivales», revela Sasha. 

¿Se ubican en ese género?

Sí, a full. Somos una banda popular y vemos que, cada vez que pisamos lugares nuevos la gente flashea y conecta con eso, cantan a los gritos. Sabemos que hay personas que nos están escuchando y que nuestra música se sigue expandiendo.

 

Y así sucedió toda la entrevista, con diálogos y un enfoque totalmente flexible, de idas y venidas por acordes compartidos y en solitario; por la pasión de componer y de cantar frente a personas de cualquier parte del mundo. 

Sasha es todo un artista que se destaca por su versatilidad musical, por su voz dulce y tenue, por sus canciones que generan cierta tranquilidad en el público que escucha y por su presencia despojada de estructuras establecidas por la industria musical. Es auténtico, fresco y porta la mirada más transparente de la escena musical mendocina.

Nota: Paulina Gervasi y Romina Scatolón

Facebook
Twitter
LinkedIn

INSTITUCIONAL

NEWSLETTER

inmendoza

INmendoza.com te propone “Entrar para Salir” y vivir nuevas experiencias. Arte y cultura, gastronomía, costumbres, placeres, salidas, con una mirada fresca, sutil, intrépida e irreverente. Encontrá todas las novedades de restaurantes y bares, relatos de escapadas, artistas emergentes, proyectos sorprendentes y propuestas recomendadas para disfrutar Mendoza.

Políticas de privacidad de datos.

inblanco