Skip to content Skip to footer

Glamping: acampar con glamour

Para los amantes de la naturaleza, pero también del lujo y el confort, esta es la novedad en vacaciones sustentables. Refugios idílicos que ofrecen aire libre y aventura, con las comodidades de un hotel. Mendoza ya sumó a la tendencia.

Aunque no hayas sido un adepto de la serie ni un fanático de las cuatro chicas neoyorkinas, seguramente te dejaste llevar alguna vez por las vistosas postales que en muchas de las locaciones filmaban los capítulos. Te hablo de Sex & the City y uno de sus fastuosos momentos. En la segunda película que llevaron a la pantalla grande, Carrie, Samantha, Miranda y Charlotte pasean en camello y se detienen en medio del desierto a refrescarse. Allí, y con una excepcional ambientación disfrutan de un momento de relax y degustan las más exóticas exquisiteces. Alfombra, almohadones, carpa, lienzos, manteles, bandejas, copas de champán y candelabros en el medio de las dunas del Sahara parecía una instantánea imposible.

Sin embargo, en la última década, esta tendencia cruzó el océano para ofrecer a los amantes de la naturaleza un servicio de lujo para descansar, sin provocar algún impacto ambiental negativo. Se llama glamping y significa algo así como “camping con glamour”. Son refugios idílicos de corte ecológico para pasar unas vacaciones sostenibles.

Los campamentos de lujo nacieron en África como parte de los largos y extenuantes safaris. Aquellos exploradores que viajaban a tierras lejanas, no querían resignar las comodidades a las que estaban acostumbrados y comenzaron a llevarlas con ellos. Así nacieron los primeros glampings, que básicamente eran tiendas de campaña acondicionadas con todo el lujo. Pero después, comenzaron a surgir nuevas versiones de esta propuesta, adaptadas a la característica de cada lugar: desde casas-árbol, tipis (tiendas cónicas cubiertas con pieles de bisonte), yurtas  (tienda de campaña utilizadas en Asia Central), hasta contenedores encantadoramente ambientados y equipados.

Las facilidades que ofrecen estos espacios pueden llegar a superar cualquier experiencia recreativa que hayas tenido anteriormente. Están decorados con buen gusto y provistos de cómodas camas, baño privado con amenities, agua caliente y toallas suaves. Su ubicación no altera la esencia del espacio, al contrario, busca integrarse a él, provocando despertar los sentidos de sus visitantes.  Tanto lo visual, lo táctil, lo olfativo y hasta lo auditivo,  convergen equilibrada y armoniosamente, provocando que los huéspedes logren hacer una simbiosis perfecta con el entorno que los rodea.

Disfrutar de comidas autóctonas con un toque gourmet también es parte de la propuesta. Tostadas de pan casero, mermeladas regionales y alimentos propios de cada zona cocinados a leña, seguramente dan pie a largas sobremesas en compañía de las personas elegidas para esta aventura.

En Argentina, Chile y Uruguay, ya existen lugares donde se ofrece este tipo de alojamiento.

Si te gusta la aventura, Guatana Camp en Mendoza, es una buena opción para los más valientes. Situado a 2.400 metros sobre el nivel del mar y en pleno corazón cordillerano, hay que cabalgar seis horas para llegar hasta este campamento que está completamente aislado de la civilización. Las carpas están equipadas con camas, calefacción, baños y duchas y luz eléctrica. Y si el clima acompaña, hasta se puede dormir a la intemperie bajo un increíble cielo estrellado.

Mawidako, también en nuestra provincia, es un eco-lodge ubicado a 7000 pies sobre el nivel del mar….

 

Glamping pinamar
Hospedaje en containers de lujo ubicados en medio de los bosques y cerca del mar, en la ciudad de Pinamar, Buenos Aires.

 

Glamping en Misiones
Otra opción de alojamiento sustentable al sur de la Reserva de Biósfera Yabotí, en medio de la sombría flora y fauna de Misiones, a 250 km. de las Cataratas del Iguazú.

 

Glamping, Desierto de Atacama
Glamping en el desierto de Atacama donde las estrellas recrean un espectáculo único.

 

Glamping uruguay
En Uruguay, las yurtas alzadas sobre pilotes, se integran con el sonido de las olas.

 

En este tipo de alojamiento nada es dejado al azar; todo está contemplado para vivir una experiencia única. Es una manera diferente de conjugar lo silvestre y natural de un camping con los servicios y prestaciones de primera categoría que ofrecen habitualmente los hoteles cinco estrellas.

Hasta hace poco tiempo sólo reservado para las estrellas, el glamping hoy, es un servicio del que vos y yo podemos perfectamente disfrutar, también en Mendoza.

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Para los enviro-friendly, glamping ya prendio la fogata

INSTITUCIONAL

NEWSLETTER

inmendoza

INmendoza.com te propone “Entrar para Salir” y vivir nuevas experiencias. Arte y cultura, gastronomía, costumbres, placeres, salidas, con una mirada fresca, sutil, intrépida e irreverente. Encontrá todas las novedades de restaurantes y bares, relatos de escapadas, artistas emergentes, proyectos sorprendentes y propuestas recomendadas para disfrutar Mendoza.

Políticas de privacidad de datos.

inblanco