Skip to content Skip to footer

“No importa el destino, sino disfrutar del trayecto”

Leandro Mendez y Fernanda Mulet emprenden una nueva aventura en su moto BMW. Kuala Lumpur es el punto de partida para recorrer países de Asia, Oriente Medio y Europa. Con igual porcentaje de planificación que de improvisación, tienen un objetivo claro: dejarse sorprender por rutas y personas tan desconocidas como asombrosas.

Él proyecta y construye edificios, ayuda a hacer realidad los sueños de los demás. Ella trata las enfermedades oculares, trabaja para que funcione uno de nuestros más preciosos sentidos. Juntos disfrutan de la ruta y del paisaje. Del recorrido que nos propone la vida misma, y del de cada viaje que emprenden en su moto BMW. A través de los ojos de ambos, el mundo es enorme pero asequible. Con igual porcentaje de planificación que de improvisación, con muchísima practicidad, casi sin equipaje, despojados de todo aquello que muchos consideramos indispensable para viajar, tienen un objetivo claro y compartido, y lo llevan a cabo sin titubear.

Después de todo, la vida se trata de hacer elecciones y de definir prioridades. Y de disfrutar, claro. Ellos eligen parar y dejar todo para viajar -¿recargar dosis de energía e inspiración?- y volver a casa. Irse lejos para emprender el regreso, sin prisa y con pausas.

 

moto
En el trayecto van comunicados, hablando entre ellos o escuchando música.

 

Leandro Mendez (32), arquitecto, y Fernanda Mulet (31), oftalmóloga, están juntos hace 8 años. Pero no están solos. Completa el triángulo amoroso -desde hace la mitad de ese tiempo- una moto BMW GS 1200 Adventure. Medio, vehículo, compañera y mucho más. Pasión que, muchas veces, entienden solo los fanáticos de las dos ruedas.

Luego de decenas de viajes: la provincia de Mendoza, la costa atlántica argentina, el sur del país, y Chile, principalmente, la pareja se “cebó” y fue por más. Mucho más. En 2012 sacaron 3 pasajes a Miami. Leandro y Fernanda viajaron en clase turista y la moto… bueno, en el sector de cargas correspondiente. Allá se reencontraron los tres y comenzaron su aventura.

 

moto
“Cuando me golpea el casco con el suyo, ¡me doy cuenta que se durmió!”, cuenta Leandro.

 

El sur de Estados Unidos, México, Belice, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Argentina. Fueron 4 meses y medio y 40 mil kilómetros de una de las experiencias más extraordinarias e inolvidables de sus vidas.

Ahora, se preparan para un próximo periplo y redoblan la apuesta. ¿El punto de partida? Kuala Lumpur, Malasia. Hasta allí piensan llegar -esta vez enviando su moto en barco- para recorrer países de Asia, Oriente Medio y Europa, y terminar en la ciudad de Madrid.

Con ese brillo en los ojos provocado por las expectativas y la adrenalina propias de alguien próximo a viajar, la pareja compartió con nosotros todo acerca de su nueva aventura.

 

moto
En sus viajes, eligen algo así como ir de lo desconocido a lo conocido, estar cada vez más cerca de casa.


¿De dónde viene tu pasión por las motos BMW, Leandro?

Me gustan las motos en general, pero me incliné por las BMW por mi viejo, a quien siempre le gustaron. De chiquito andaba en moto con él. Para lo que nos gusta a nosotros, viajar, el tipo de moto ideal es esta. GS en alemán significa “todoterreno y carretera” o “doble propósito”.

¿Cuándo te compraste tu primera moto?

En 2010. Una BMW GS 1200 Adventure. Es el mismo modelo que voy renovando.

Fernanda, ¿cómo te contagió o convenció para que lo acompañes en su locura?

Al principio no me gustaban las motos, me daban miedo. Empezamos a hacer paseos cortos en la moto del papá de Leandro. El primer viaje largo fue al sur del país, y desde entonces me empezó a gustar

Nosotros tenemos un grupo para salir a andar en moto, pero cuando hacemos un viaje largo somos solo nosotros dos. Y disfrutamos de las dos cosas por igual.

 

moto
Las aventuras a bordo de su BMW tienen igual porcentaje de planificación que de improvisación.


¿Y el próximo viaje? ¿Cómo fue la planificación?

En nuestros viajes, elegimos algo así como ir de lo desconocido a lo conocido. Estar cada vez más cerca de casa. Ahora vamos a ir de lo más desconocido para nosotros, que es Asia, para terminar en Europa, en Madrid más precisamente, que nos es mucho más familiar.

Empezamos por definir el punto de partida. En el medio vamos marcando lugares que queremos conocer y que nos van recomendando, sobre todo otras personas que andan en moto. Nosotros somos miembros del BMW Moto Club Argentina, y en los países en los que la marca está (en casi todos), hay clubes también. A través de ellos, conocés gente que tiene la misma moto que vos y a la que le gusta hacer lo mismo que a vos: viajar.

En el viaje por América fue así, y ahora con este nos están ayudando un montón. A veces se modifica el recorrido por el estado de una ruta, por ejemplo, si te avisan que no está buena para transitar.

Lo macro se planifica, después, dónde vamos a dormir, a qué playa vamos a ir o cuántos días nos quedamos en un lugar, lo vamos viendo y definiendo ahí mismo.

 

moto
“Lo que importa no es tanto el destino a donde queremos llegar, sino el recorrido que vamos a hacer”, aseguran.


¿En qué tipo de alojamientos se hospedan?

Hostels, hoteles y también alquilamos a través de airbnb. Y en alguna ocasión la casa de alguien. La moto te abre muchas puertas cuando estás viajando. La gente te invita a su casa sin conocerte, sobre todo al ver que somos argentinos. Gente super generosa que te hospeda, te invita a comer, te insiste para que te quedes en su casa.

Imagino que así hicieron amigos por todo el mundo…

¡Sí! Mucha gente que conocimos en el camino, en el viaje anterior, con la cual seguimos en contacto y viéndonos. Han venido a Mendoza unos malayos, ahora nosotros vamos a su casa; unos colombianos que vinieron a nuestra casa y después cuando nosotros fuimos nos prestaron su departamento en Medellín. Ahora vamos a ver si nos juntamos en algún lugar de Europa con unos amigos que hicimos en Estados Unidos…

 

motoqueros
Una postal de la llegada a Belice, en 2012.


Hablemos del equipaje. ¿Cómo se preparan para un viaje en el que van a recorrer distintas geografías, distintos climas…? ¿De cuánto espacio disponen? ¿Qué llevan?

Son dos maletas laterales de aluminio, de 50 x 50 cm aproximadamente, una para cada uno. Lo más importante es el traje de la moto, porque estás todo el día con eso puesto. Es un pantalón y una chaqueta, remera, botas y guantes.

Llevamos ropa interior, traje de baño, un par de zapatillas. Un equipo de ropa para salir, aunque nada de formalidad, eh: jean y chomba, por ejemplo, por si te invitan a alguna cena. El neceser con lo básico: protector solar, desodorante, champú, cepillo de dientes, dentífrico. Una toalla pequeña para los dos. Todo se lava cada dos o tres días.

 

moto
Según ellos, la BMW GS 1200 Adventure es la moto ideal para viajar.


¿Es un viaje de placer %100 o tiene algún otro fin?

Es un viaje netamente de ocio. Excepto que Fer tendrá la posibilidad de hacer en la India un curso de cirugía, una capacitación con una ONG de oftalmología. Va a trabajar, a operar durante un mes. También hizo algo similar en Miami y en México el viaje anterior.

En la India nos vamos a quedar en Nueva Delhi. Alquilaremos un departamento amoblado por el mes. Ahí guardamos la moto y hacemos vida de locales. La rotisería, los vecinos, las costumbres…

La moto legalmente puede salir de la Argentina un año. Nuestra idea es tomarnos entre 8 y 10 meses recorriendo desde Kuala Lumpur hasta Madrid. Si Fer se inscribe en otro curso en Barcelona, mandamos la moto de vuelta -la recibe mi papá-, y nosotros nos quedamos en España un tiempito más.

 

moto
Para los chicos, “el apoyo de la familia es super importante, cuando estamos de viaje nos dan una mano en todo”.

 

¿Cuántas horas como máximo por día manejás, Leandro?

Por lo general entre 300 y 500 km por día. Y no viajamos todos los días. Descansamos uno o dos. Salimos bien temprano en la mañana, cosa de llegar al mediodía, almorzar, recorrer el lugar. Y si nos gusta, nos quedamos esa noche.

Muchos nos preguntan si es incómodo viajar en moto, si te duele el cuerpo. La verdad es que el tipo de asiento, el calor mínimo del motor, un tanque de nafta con el que podés hacer 700 km… Es la moto ideal para viajar, es muy cómoda y confortable. Es tan cómoda que Fer a veces se duerme. Cuando me golpea el casco con el suyo, ¡me doy cuenta que se durmió! 

moto
Fernanda y Leandro disfrutan de la ruta y del paisaje.


Fernanda, siempre tuviste el pelo largo. Te lo cortaste radicalmente para el viaje anterior. ¿Cómo llegaste a tomar esa decisión?

El pelo se destruye al poner y sacar el casco, nunca estás peinada. Y mientras más largo, peor. Antes, solía hacerme una super trenza bien apretada. Preparándonos para el viaje de 2012 me preguntaba: “¿Cuándo me voy a cortar el pelo en estos meses, quién, dónde..?. Y dije: “Tengo que buscar algo más práctico”. Así que decidí cortarme el pelo, y esta vez voy a hacer lo mismo.

¿Qué les dice la gente? ¿Cuál es la frase más alentadora y la más negativa que escucharon?

Alguien nos dijo que no tuviéramos miedo, que en esencia la gente es buena. Y eso lo comprobamos. O que siempre es bueno viajar y el momento es ahora.

Negativas… “Llevate un fibrón” o “¿Quién labura en esa pareja?”.

 

moto
Malasia, Camboya, Vietnam y Laos son algunos de los países asiáticos que piensan visitar.

 

¿Qué se necesita para hacer realidad una aventura como esta, además de no tener hijos, tener un buen pasar económico, tiempo y ganas?

El apoyo de la familia es super importante. Estando nosotros de viaje, la casa, la empresa, el laburo… nos dan una mano en todo. ¡Y tener ganas! Va mucho en qué querés vos gastar tu tiempo, tu vida y tu plata, en qué destinás tus esfuerzos.

 

moto
La llegada al desierto de Nazca, Perú.

 

¿Qué consejos les darían a quienes quieran hacer un viaje así?

Fundamental: ¡comprarse una moto! ¡Jaja! Hacerse la idea del poco equipaje. Empezar a hacer viajes cortos, dentro de la provincia por ejemplo.

Hay un concepto básico que tiene que ver con la moto: la primera es para abajo y las otras son todas para arriba. Lo más difícil es arrancar, poner primera, el comienzo. Lo otro es mucho más sencillo, la moto ya se mantiene sola. Es una metáfora: una vez que empezaste a viajar… no querés parar, es muy adictivo y tranquilizante.

 

motoqueros
Ellos eligen hacer una pausa en sus vidas para viajar. Irse lejos para emprender el regreso a casa.

 

¿Qué es lo que más disfrutan?

Cuando nos subimos a la moto, lo que importa no es tanto el destino a donde queremos llegar, sino el recorrido que vamos a hacer. Es como la parábola de la vida: mucha gente vive buscando el resultado, el título, el auto, la casa. Y no disfrutan los años en la universidad o los que demoran en construir la casa. Para nosotros es una vivencia de punto ‘A’ a punto ‘B’. A mí me preguntan: “¿En cuánto tiempo llegás de un lugar a otro?”. Y la verdad es que no lo calculo. “¿Cuántos kilómetros hacés por día?”. Los que disfruto.

 

moto
Panamá, una de las ciudades por las que pasaron en su viaje anterior.

 

No es una vuelta completa al mundo -o al menos no en un solo tirón-, y tampoco es en 80 días. No utilizan trenes ni barcos como medio de transporte, como en las famosas peripecias narradas por Julio Verne, que tienen lugar en 1872. No es un solitario caballero y su ayudante, y definitivamente no se trata de una apuesta.

Es un largo trayecto que demandará un tiempo estimado pero flexible, y es la más moderna y cómoda moto la que los transportará. Será 2015 el año que encuentre a Leandro y Fernanda, combinando planes con improvisación -una vez más-, eligiendo un nuevo punto de partida, bien lejos de casa, para emprender el regreso y dejarse sorprender por rutas y personas tan desconocidas como asombrosas.

 

 

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
“No importa el destino, sino disfrutar del trayecto” - Inmendoza

INSTITUCIONAL

NEWSLETTER

inmendoza

INmendoza.com te propone “Entrar para Salir” y vivir nuevas experiencias. Arte y cultura, gastronomía, costumbres, placeres, salidas, con una mirada fresca, sutil, intrépida e irreverente. Encontrá todas las novedades de restaurantes y bares, relatos de escapadas, artistas emergentes, proyectos sorprendentes y propuestas recomendadas para disfrutar Mendoza.

Políticas de privacidad de datos.

inblanco