Skip to content Skip to footer

Luli Interllige: canciones en carne propia

La música, compositora, diseñadora y performer invita a transitar sus espacios sonoros electroacústicos pero a la vez suaves y dulces. Las partidas conceptualizan su disco debut y el renacimiento marca el ritmo del segundo, que está en pre-producción. 

Lucía Interllige descubrió de niña la guitarra y casi de inmediato la adoptó como su fiel compañera, su herramienta para interpretar música de otros artistas. Tenía «temor o una especie de fobia» a que otros la escucharan cantar pero todo cambió con un taller de composición que dictaba Paula Neder. 

Analizar canciones de artistas y descubrir que ella también tenía cosas por decir y sentimientos y emociones para soltar, cambiaron su mundo, su manera de mirar y hasta su parada -ahora firme- en el mundo musical. Allí nació Luli Interllige, artista y cantautora que rompió con sus miedos y que hoy le regala su música a todo el mundo con su proyecto solista de alto vuelo y sin fronteras. 

Sus canciones son un abrazo al alma y su voz dulce hace creer que está contándote algo al oído, mostrando su fuerza y su fragilidad al mismo tiempo. Canta con un propósito y por eso lo hace ver todo simple, claro y suave aunque sus letras llevan pérdidas, finales y nuevos comienzos. Su primer disco sigue seduciendo mientras van apareciendo tracks del segundo que saldrá pronto. 

Luli Interllige, la diseñadora de canciones vívidas

«Me defino como creadora», dice la Diseñadora Gráfica, música, bailarina y performer y reafirma, «esa es la palabra que mejor engloba todas mis facetas». Sus horas se dividen entre el diseño, la escritura y la grabación y si en algún momento tuviera que elegir dedicarse de lleno a uno, no le sería algo fácil porque todo lo que hace la apasiona. 

 «Mi gran pasión es el diseño editorial y la caligrafía, el lettering y la ilustración que también aparece en la identidad que manejo como Luli, esa gestualidad de lo hecho a mano», comparte la joven cuya música se enmarca en el género indie pop alternativo.

Fue en 2019 cuando lanzó su primera canción «Otro universo», un feat con Leandro Lacerna. «Fue algo más experimental, no sabía que dos años después iba a lanzar mi primer disco llamado ‘En lo insondable el velo se rompe’».

Ese 2021 quedará marcado a fuego en su historia porque ese año salió a luz su real proyecto, sus canciones pensadas y sentidas en primera persona: «Se produjo un encuentro conmigo misma, de saber qué quería, de componer sola y de acudir a productores para poder llevar a cabo mi música. Porque aunque sea solista siempre hay un gran equipo detrás que acompaña».

Luli revela que tiene una manera de crear «muy visual», a medida que registra canciones en su cuaderno, se le aparecen ideas de cómo será la puesta y no para hasta lograr la imagen visual de cómo será el todo. «Es un 360° cerebral lo que me sucede, me ayuda y potencia pero también lo sufro porque no descanso hasta que llega la idea final».

Renacer para lanzar un disco nuevo 

La guitarra sigue acompañando cada uno de los pasos que Luli da, «es mi instrumento cotidiano, en el que aprendí a hacer música por eso es mi herramienta más accesible para poder comunicar lo que quiero decir».

¿Qué decís en tus canciones?

Mis canciones son bastante intimistas, hay una búsqueda de lo sutil. Mi propuesta musical es una experiencia compartida y en los shows crecen mis canciones. Todo lo que he escrito y lo que escribo está ligado a lo que estoy viviendo, a lo que me sucede. Son todas letras en carne propia, todas historias propias.

En su disco «En lo insondable el velo se rompe» está muy presente la muerte en todos sus sentidos: «Contextualmente estaba atravesando la muerte de mi mamá y por eso hay muchas canciones de lo que le sucede al cuerpo, de esa transición, el dejar traspasar y el dejar de habitar».

«En tu mano» es el tema que le regaló a su madre y en el que utiliza un recurso único de sus momentos juntas, cuando era una niña: «En la búsqueda de recuerdos, aparecieron grabaciones de cassette de cuando vivíamos en España y le mandábamos a mi abuela. Me pareció un registro especial que siempre suena».

«BB10» es otro de sus tracks preferidos del primer disco, éste tiene un mensaje de algo que termina, como el ciclo de la vida, pero que a la vez comienza otra cosa nueva. «Tiene todas las sensaciones en conjunto».

Un segundo disco casi por salir

Y Luli nunca deja de componer, de hecho espera con ansias el 2025 para presentar en sociedad su segundo álbum, el cual no tiene nombre definido pero sí el concepto: ‘la hora rosada’, haciendo referencia a esos atardeceres que tiñen todo de otro color, que tienen una especie de melancolía pero que ya no es desgarradora. «En esos momentos se recuerda y reflexiona pero ya desde un lugar un poco más liviano», comparte.

«Portal», «Cartas rosas» y «El mago» son los adelantos exclusivos, en los que continúa tomando recortes de su vida e inspiraciones de lo que sucede para hacerlos canciones. De hecho, de un ritual de año nuevo con amigas, en el que salió la carta de El Mago en el tarot, es que nació el tema homónimo.  

La hora rosada de Luli Interllige

«Hoy me siento totalmente diferente de cuando arranqué, siento otra seguridad, otra claridad para tomar decisiones. Eso sí, siempre he querido que todo se vea bello, todas las partes que conviven en mi proyecto y que tienen el mismo peso e importancia, desde la puesta en escena, la comunicación, el diseño, la música, las personas…»

Y no es casualidad que casi todas esas personas que acompañan a Luli sean mujeres. «Mi elección es intencional, hay ganas de defender el espacio y de mantenerlo. Me siento cómoda con mujeres».

¿Componés al respecto?

No específicamente pero sí hay una canción que podría interpretarse un poco más feminista, «Lumbre», un dúo con Viole Trujillo. La letra nos encontró, no la hice desde una necesidad feminista.  

Algo que se destaca de sus vivos es que invita a subir al escenario a músicas y que también interpreta canciones de colegas, y lo afirma feliz: «Sí, todo lo que elijo para cantar son de referentes que me gustan mucho como Aurora, Pomme o Loli Molina o la música de mis amigas como Paula Neder y Fer Alemán». 

«La hora rosada» es el nombre tentativo del segundo disco de Luli y si bien recuerda los colores del cielo cuando cae la tarde, también podría hacer referencia a su firme propósito de que la música hecha por chicas siga haciendo historia. 

Interllige tiene 34 años y mucho camino por delante, miles de canciones por componer, muchos kilómetros por recorrer y personas por conocer. «Me dan ganas de viajar, de que la música me lleve a otros territorios», y seguro así será.

Facebook
Twitter
LinkedIn

INSTITUCIONAL

NEWSLETTER

inmendoza

INmendoza.com te propone “Entrar para Salir” y vivir nuevas experiencias. Arte y cultura, gastronomía, costumbres, placeres, salidas, con una mirada fresca, sutil, intrépida e irreverente. Encontrá todas las novedades de restaurantes y bares, relatos de escapadas, artistas emergentes, proyectos sorprendentes y propuestas recomendadas para disfrutar Mendoza.

Políticas de privacidad de datos.

inblanco