Skip to content Skip to footer

El arte del equilibrio: Los poderes del Feng Shui en tu hogar

Convertite en el arquitecto de tu bienestar descubriendo los poderosos efectos de esta técnica milenaria en los espacios que habitás.

El Feng Shui, una antigua disciplina china que se traduce como «viento y agua», está ganando cada vez más popularidad en la decoración de interiores. Profundizamos en este tema con Gladys Luquez, especialista en Feng Shui con biodecodificación ambiental y radiestesia geobiológica, y reprogramación cuántica. He aquí sus consejos y prácticas para conseguir un hogar positivo, armonioso y relajante.

¿Qué es el Feng Shui?

Antes que nada, es necesario explicar qué es el Feng Shui. Esta técnica se basa en la conexión del ser humano con la naturaleza y en un profundo conocimiento de los principios del universo. Con ella se busca modificar las energías de la casa para acompañar la transformación interior, creando una realidad de armonía y paz. Al reordenar el espacio vital, se entiende que habrá plenitud y felicidad para quienes lo habitan.

Para aplicar el Feng Shui, es fundamental comprender la teoría taoísta del yin y el yang, dos fuerzas opuestas pero complementarias. Este concepto se representa a través del Tai-chi, el símbolo que une estas dos energías poderosas. Según Gladys, «no podemos pensar en la luz sin contemplar la oscuridad». El equilibrio entre estas fuerzas es esencial para alcanzar la armonía en el hogar.

Elementos claves del Feng Shui para la decoración de hogares

El número kua del patriarca, quien maneja la energía de la casa, es esencial en el diseño de un espacio según el Feng Shui. Cada persona tiene un número kua que se determina por su fecha de nacimiento y sexo, y que se asocia con uno de los cinco elementos de la naturaleza: fuego, agua, metal, tierra y madera. Conocer el número kua de cada miembro del hogar ayuda a entender la dinámica energética de la familia y a orientar la decoración para favorecer la suerte y el bienestar en todos los aspectos de la vida.

Ahora bien, para decorar una casa bajo esta técnica, es crucial mantener un buen balance energético y revisar los flujos de energía del entorno. Utilizar elementos naturales, colores estratégicos y formas y volúmenes adecuados son aspectos fundamentales. Según Gladys, «cada color emite frecuencias que pueden activar sensaciones mentales y corporales de inmediato».

La importancia de las plantas y los colores

Hay bastantes aspectos a tener en cuenta para que la energía del Feng Shui fluya por los distintos espacios de una casa. 

En primer lugar, la luz natural. Permitir que la luz del sol entre en el hogar no solo mejora la iluminación, sino que también equilibra las energías presentes. «La luz natural revitaliza los espacios y fomenta un flujo de energía positiva. Es esencial asegurarse de que las ventanas no estén bloqueadas y que los espacios reciban suficiente luz durante el día», comenta Gladys.

Luego, tenemos la influencia de los colores. La elección de los mismos está basada en los cinco elementos, el yin yang y su impacto psicológico. Los colores influyen en el estado de ánimo y pueden proporcionar armonía espiritual y bienestar físico. «Cada color tiene una asociación simbólica con la naturaleza y puede agruparse en colores cálidos y fríos, con matices que afectan el espíritu de diversas maneras», explica Gladys. Utilizar los colores de manera estratégica es una herramienta infalible para crear un ambiente equilibrado.

Las plantas, por último y no menos importante, juegan un papel destacado en el Feng Shui. En el interior, activan el chi o energía vital, mientras que en el exterior actúan como barreras energéticas. Las plantas deben estar saludables y colocadas en puntos estratégicos como cerca de las ventanas para maximizar sus beneficios. «Las plantas llenan de vitalidad el interior y armonizan los espacios, aportando beneficios para nuestra salud física y emocional. Es recomendable elegir plantas con hojas redondeadas o con forma de corazón para el interior, y con hojas afiladas o en punta para el exterior, ya que estas últimas cortan o dispersan la energía hostil”, confiesa Gladys.

¿Qué elementos evitar en la decoración de nuestros espacios?

El Feng Shui desaconseja el uso de elementos como cráneos, huesos, pieles y flores secas, ya que pueden traer energías negativas al hogar. Es preferible optar por materiales orgánicos y evitar el uso excesivo de metales y productos tóxicos como laca poliuretánica y pinturas con alto contenido de titanio.

De todos modos, el arma más letal y que más presente está hoy en día con nosotros son los elementos electrónicos, capaces de interferir en las frecuencias energéticas entre nosotros y el cosmos. 

Consejos para empezar a decorar a través del Feng Shui

Para aquellos que desean comenzar a decorar su casa con la esencia del Feng Shui, Luquez sugiere ver el hogar como una extensión de uno mismo. «Armonizar nuestro hogar es ponerlo en sintonía con nuestro mundo interior», dice. Ordenar los espacios y crear ambientes que proporcionen paz y alegría es fundamental. Reconocer y modificar lo que cada sector de la casa nos hace sentir puede llevarnos al bienestar y la armonía.

El Feng Shui nos invita a conectar profundamente con nuestro hábitat, entendiendo la expresión espacial de nuestras emociones más inconscientes. Este viaje de autoconocimiento y transformación puede convertir nuestro hogar en una afirmación ambiental de felicidad y éxito.

Facebook
Twitter
LinkedIn

INSTITUCIONAL

NEWSLETTER

inmendoza

INmendoza.com te propone “Entrar para Salir” y vivir nuevas experiencias. Arte y cultura, gastronomía, costumbres, placeres, salidas, con una mirada fresca, sutil, intrépida e irreverente. Encontrá todas las novedades de restaurantes y bares, relatos de escapadas, artistas emergentes, proyectos sorprendentes y propuestas recomendadas para disfrutar Mendoza.

Políticas de privacidad de datos.

inblanco