Skip to content Skip to footer

Deco emocional, interiorismo cálido y humano 

Un estilo confortable para diseñar los espacios interiores que surge como contra partida del minimalismo. La interiorista mendocina Laura Lacroix detalla los materiales que se utilizan y la filosofía de esta tendencia estética.

Por Laura Lacroix

(Especial para INMENDOZA)

La deco emocional surge como movimiento  estético en Londres, en el año 2005 aproximadamente,  liderado por la inglesa  Ilse Crawford. Tiene como filosofía recrear ambientes más cálidos y acogedores, buscándole una vuelta al diseño menos artificial y más humano.

Fue la contra cara del minimalismo, que si bien nace en la década de los 60, en Argentina tiene su auge en los ´90. El minimalismo  propone un estilo puro y sintético donde las personas terminan encontrándose en espacios muy fríos, despersonalizados, con una arquitectura tan despojada que no permite –en algunos casos- dar identidad a sus interiores, es decir que determinada casa puede ser de una u otra persona ya que carece de detalles personales que la identifiquen con sus dueño.

Desde el interiorismo la deco emocional propone espacios que se valoren a una escala menor. Según el profesor  Nikos Salingaros la idea es que el hombre se relacione de inmediato con el detalle ya que la conexión a pequeña escala es emocional y considera que los arquitectos modernistas no han tenido en cuenta la necesidad humana de “bienestar emocional”.

Las características principales de este estilo están conectadas con la naturaleza, se utilizan materiales nobles, maderas naturales, la combinación del vintage  y el diseño contemporáneo, piedras del lugar, metales, texturas como el terciopelo, panas, linos, alfombras de pelo, yute, algodones. También se rescatan elementos personales y recuerdos.

Se prefieren las formas curvas y voluptuosas, combinación de tapicerías, equilibrio en la paleta de color.

La iluminación debe acompañar el proyecto para lograr diferentes efectos.  Es preferible evitar la iluminación general. Hay que diferenciar planos bien luminosos, según su uso, y colocar luces puntuales y de efecto como un verdadero acabado de make-up para cada rincón.

Prohibido los excesos. Perfectamente podemos intervenir un espacio minimalista, inclusive con materiales cálidos y objetos personalizados de manera sintética, para no perturbar la arquitectura.

Como objetivo final la Deco Emocional debe lograr ambientaciones que den sensación de protección frente a un mundo amenazador. La idea es que cuando lleguemos a nuestros hogares, nos sintamos acogidos por lo que es nuestro y no por las modas del momento.

Considero muy importante que cada obra sea intervenida en su interior con estímulos que nos brinden felicidad, vinculados a nuestra forma de ser y vivir. El objetivo es lograr espacios amables, confortables, no solo por el diseño de su mobiliario sino también para que sea un placer su uso, siempre adaptado a la arquitectura, cualquiera sea su estilo.  En definitiva no tenemos que perder de vista que nuestra vida cotidiana transcurre en los espacios interiores.

Fotos gentileza Lacroix Studio

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Deco emocional, interiorismo cálido y humano  - Inmendoza

INSTITUCIONAL

NEWSLETTER

inmendoza

INmendoza.com te propone “Entrar para Salir” y vivir nuevas experiencias. Arte y cultura, gastronomía, costumbres, placeres, salidas, con una mirada fresca, sutil, intrépida e irreverente. Encontrá todas las novedades de restaurantes y bares, relatos de escapadas, artistas emergentes, proyectos sorprendentes y propuestas recomendadas para disfrutar Mendoza.

Políticas de privacidad de datos.

inblanco