Skip to content Skip to footer

Almuerzos relajados en Margalila

Conocimos el restó ubicado en Bodega Finca Savina. La cocina a la vista, el verde de la viña y el sol de primavera nos regalaron un momento único. Descubrilo vos también.

A tan solo media hora de la Ciudad de Mendoza se encuentra la Bodega Finca Savina, ubicada en el departamento de Maipú. Esta joven bodega fue fundada por Abelardo Savina, quien compró la finca en 2017. Hace 4 años abrió sus puertas al público y junto a ella el restó Margalila, a orillas de los viñedos, que junto a la montaña hacen del entorno un bello espacio. 

Un oasis verde en restó Margalila

Cuando llegamos, lo primero que nos sorprendió gratamente fue el imponente paisaje: un enorme pastizal verde intenso y prolijo, con sus brotes, inunda el lugar y el viñedo y hace de pared de este salón al aire libre. La montaña se deja ver al final y el recorte del cielo turquesa ofrece un paisaje excepcional. 

La bienvenida del personal fue muy agradable y nos guiaron hacia nuestra mesa. El espacio rodeado de naturaleza dispone de mesas que se encuentran distantes unas de otras otorgando al comensal un espacio muy cómodo para poder disfrutar del paisaje y la tranquilidad del entorno. 

Es notable el esmero y el cuidado en cada detalle: madera, hierro, sillas tejidas, mullidos sillones y mesas bajas, además de texturas como mimbre y hojas secas. La cristalería y cubertería es de primera calidad. Los aromas primaverales se fusionan con los del sector de fuegos. 

La cocina de restó Margalila

En Margalila todo se cocina a la vista, cuenta con una enorme parrilla, el horno de barro y una mesada en donde la magia sucede La gastronomía se adapta a cualquier restricción y/o elección alimentaria ya sea celíacos o vegetarianos. 

Margalila es un espacio boutique, recibe a pocas personas por día para ofrecer un servicio cómodo y personalizado. El restó, con el chef Javier González a la cabeza, propone dos opciones de menús que cambian con las estaciones y con los productos que la tierra les proporciona. Por un lado, el menú picnic que incluye una etiqueta de vino por tabla, y por otro, un menú de pasos maridado con vinos de la bodega. 

Un dato a destacar es que Margalila ofrece descuentos del 20% a turistas nacionales y del 30% a turistas mendocinos en el menú de pasos; es un gran beneficio para todos los amantes de estas experiencias. A este dato se le suma la posibilidad de realizar la visita a la bodega y una degustación de cortesía para aquellos que reserven en el restó.  

Experiencia picnic

El picnic premium tiene un valor fijo por persona e incluye cuatro variedades de quesos y cuatro de fiambres, papas con panceta, hummus, crema de berenjenas ahumadas y falafel. También se sirven arancinis capresse, provolone a la chapa, aros de cebolla fritos, pinchos de ternera, empanadas de carne al horno de barro, pizzetas, cherrys, nueces, pasas, olivas, panes saborizados y focaccia. 

También se ofrece una opción vegetariana con cuatro variedades de quesos, tortilla de zapallitos, pimiento relleno de vegetales y queso brie, papas con verdeo, hummus y crema de berenjenas ahumadas. Además de falafel, arancis capresse, provolone a la chapa, aros de cebolla fritos, pinchos de vegetales, ratatouille, pasteles de queso, verdeo y pasas,·pizzetas, cherrys, nueces, pasas, olivas,acompañado con panificados. 

Experiencia menú de pasos en Margalila

Nosotros tuvimos la oportunidad de degustar el menú de pasos de Margalila, el cual consta de tres pasos maridados con la línea Savina. En esta propuesta, el comensal opta entre tres platos dentro de cada tiempo. Para enriquecer la experiencia recomendamos a los visitantes elegir diferentes opciones para poder compartirlas y así degustar toda la carta. 

Para comenzar, una recepción de mixtura de panes acompañados por el oliva de la casa que lleva su nombre y que proviene de los olivos que se encuentran en el terreno de la bodega, se cosecha a mano y se elabora en una olivícola externa. Un aceite extra virgen aromático e intenso. Este paso se maridó con vino blanco de la línea Savina, un Chardonnay de acidez refrescante y suave.

El primer paso se abrió ante nosotros y pudimos degustar las tres opciones, bien distintas e igualmente ricas. 

Por un lado, una base de rúcula y carpaccio de remolacha, peras, nueces, cebolla morada y  queso azul, coronado por un papel de arroz frito; un plato fresco, de mezclas clásicas que no fallan y con algunos toques de sofisticación. 

Por otra, un brie blue, un queso bastante fuerte y de mucha presencia, acompañado por arroz frito, y un tartar de tomate, pepino y jengibre. El picante de la raíz compitió con el queso y se fusionó bien con el tomate y el pepino, ambos refrescaban el plato. 

Además de un milhojas con ajo confitado -el más rico para nuestro paladar- acompañado de un sabroso osobuco en cocción lenta y un puré de batatas, terminado con una reducción de malbec y romero. Nada puede fallar con una porción de este corte vacuno y la combinación de sabores y texturas. 

Estos platos fueron maridados con un Bonarda de su propia línea, este varietal se llevó muy bien con todos los sabores. Cabe destacar que Margalila da la opción de refill en cada paso y también la oportunidad de cambiar de vino si es que el comensal lo desea.

Los principales de Margalila 

En el segundo paso del menú de Margalila nos presentaron otras tres opciones para todos los gustos. Una de ellas fue una trucha salmonada, más conocida como trucha roja, sobre un cremoso de zanahorias y naranjas que destacó, coronada con una criolla con frutillas. Esta pesca estuvo acompañada por una ratatouille y papa rosti con hongos. Un plato complejo con muchísimos sazones que despertaron todo el paladar. 

Otra propuesta fue un lomo liso a las brasas con salsa demiglase, una porción de tortilla de choclo amarillo, cous cous con vegetales, cremoso de apio y tomate especiado. La cocción de la carne vino en el punto exacto que fue solicitado y el sabor estuvo muy bien, se sentía la carne y los aromas ahumados que con la tortilla de choclo y el cremoso de apio completaron la experiencia. Un plato con muchos ingredientes y cocciones; texturas y sabores que en el paladar se fusionaron en algo agradable. 

Llegó el momento de la pasta; en este último plato del paso nos acercaron un rotolo relleno de ricota y verduras, salsa filetto, aceitunas crocantes, cherrys a la chapa y albahaca. Una muy buena opción para aquellos que prefieren evitar las carnes. Una opción más liviana y concreta en sabores. El crocante de la aceituna en contraste con la suavidad del resto de los ingredientes despertó en el paladar sabores confortables. 

Estos tres principales fueron maridadas por un Merlot. 

Momento dulce del almuerzo: los postres de Margalila 

Para comenzar nos acercaron una torta vasca, realizada a base de queso con una textura similar a la ricota aunque con más cuerpo, acompañada de quinotos en almíbar y chocolate amargo. Una gran opción para aquellos que son dulceros pero no tanto. 

El segundo dulce fue un brioche con almíbar de chardonnay, salsa de arándanos, frutos de estación y merengue quemado, a la vista muy colorido, con las primeras cerezas que la estación nos regala, un bizcocho húmedo y fresco en el corazón de un postre bien resuelto. 

Por último, el favorito de todos: un cremoso de chocolate amargo con un biscuit de algarroba, frutillas, crema de lavanda y salsa toffee. La intensidad y la suavidad del cremoso de chocolate fue para destacar, el biscuit le aportó textura y las frutillas frescura. Todos los elementos del postre funcionaron muy bien. 

Los postres fueron maridados por el espumante de la casa, un 90% chardonnay con un 10% de pinot, con acidez elegante, frutado y fresco.

En Margalila vivirás una experiencia descontracturada con la elegancia de sabores que el restó ofrece. Observamos que algunos visitantes luego de su almuerzo optaron por llevar el vino y sus copas a la sombra de los olivos que custodian el viñedo y continuar la sobremesa descalzos sobre el césped acolchado y fresco. 

El restó ubicado en callejón Zapata 771, de Maipú,  abre sábados, domingos y  feriados a partir de las 12 del mediodía y podés hacer tu reserva a través de su sitio de reservas. Conocé más acerca del Espacio Margalila y de Finca Savina ingresando a su web.

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Almuerzos relajados en Margalila - Inmendoza

INSTITUCIONAL

NEWSLETTER

inmendoza

INmendoza.com te propone “Entrar para Salir” y vivir nuevas experiencias. Arte y cultura, gastronomía, costumbres, placeres, salidas, con una mirada fresca, sutil, intrépida e irreverente. Encontrá todas las novedades de restaurantes y bares, relatos de escapadas, artistas emergentes, proyectos sorprendentes y propuestas recomendadas para disfrutar Mendoza.

Políticas de privacidad de datos.

inblanco